Excursión al Teide: imprescindible

El Parque Nacional del Teide es de visita obligada.Si no habéis estado nunca en el Teide, ya tenéis una tarea pendiente que no podéis dejar pasar por alto. De hecho, creo que la visita al Parque Nacional del Teide (Tenerife) debería ser obligatoria para todo ruralista y amante de la naturaleza que se precie. Y es que en el Teide hay tanto que ver… que lo tenéis que ver ;) porque no vale con que yo os lo cuente. Mi recomendación de hoy es la excursión al Teide: imprescindible.

El día que nos dispusimos a visitar el Teide estaba lloviendo en media isla, especialmente en el sur; sin embargo, como una especie de regalo, cuando llegamos al Teide reinaba un sol maravilloso. Eso sí, en nuestro camino de vuelta comenzó a llover y se armó “la Marimorena”. Pero lo de volver, casi que lo dejamos para el final, ¿no os parece?

Hay paisajes en el Teide que parecen de otro mundo.Lo primero de todo, no puedo dejar de recalcar que Tenerife tiene muchas bellezas en su interior (de varias de ellas os hablaré en posts posteriores) pero que, sin duda alguna, la más diferencial y auténtica es el Parque Nacional del Teide, en el que se mezclan diferentes tipos de paisajes volcánicos, colores, flora y fauna. Fijaos hasta qué punto me sorprendió la excursión al Teide que hubo momentos en los que me parecía como si me encontrase sumergida en paisajes de otro mundo. Y es que son tan impresionantes que, en 1954, para protegerlos, se declaró la creación del Parque Nacional del Teide. Años más tarde, en 1989, el Consejo de Europa le concedió el Diploma Europeo en su máxima categoría, galardón a la gestión y conservación (que se ha ido renovando en años sucesivos). Y por si esto no fuera poco, en 2007, el Parque Nacional del Teide fue incluido en la lista del Patrimonio Mundial como Bien Natural por la UNESCO.

El Teide no sólo tiene unos paisajes fascinantes sino que éstos son el resultado de muchos años a sus espaldas (¿o quedaría mejor aquí hablar de laderas? ;) Según cuenta la leyenda, los Guanches le llamaban al Teide “Echeyde” (cuyo significado era “morada de Guayota, el Maligno”). Al parecer, el tal Guayota había secuestrado al dios del Sol en el interior del Teide dejando a la isla en absoluta oscuridad. Y a los Guanches no les quedó otra que pedir ayuda a Achamán (su ser supremo) para que rescatase al Sol. Así fue como Achamán sacó al Sol y tapo la boca del “Echeyde” con el llamado Pan de Azúcar que corona el Teide. De hecho, esta historia coincide con la última gran erupción del volcán. Aunque si de erupciones se trata, lo cierto es que la última, ultimísima, se produjo en 1798 y dio lugar a las llamadas Narices del Teide. Todavía a día de hoy se teme que el Teide vuelva a explosionar; sin embargo, tranquilidad, pues son varios los geólogos que lo consideran como algo bastante improbable.

Si queréis, podéis subir hasta la parte alta del Teide en el teleféricoDejando explosiones aparte, os tenéis que decidir a hacer la excursión al Teide sí o sí :) . Una vez decididos, cuando planeéis vuestra visita al Teide, hay una serie de aspectos (todos ellos fruto de nuestra propia experiencia) que debéis de tener en cuenta. A la hora de buscar fecha, intentad que sea un día despejado aunque, sinceramente, esto es más cuestión de suerte que de programación. Aún así, y a pesar de que se trate de un día caluroso de pleno verano, no dejéis de llevaros también alguna prenda de abrigo. ¿??? Y os preguntaréis que para qué; pues tened en cuenta que vais a pasar por diferentes altitudes y habrá momentos en los que el frío podrá llegar a ser verdaderamente intenso. A modo de anécdota, os contaré que, hace muchos años, cuando no me había dado aún por el fascinante mundo del turismo rural, hice esta misma visita y recuerdo el frío tan grande que pasamos en pleno mes de agosto… porque entonces, sí, que no íbamos preparados :( Otro de los aspectos que no debéis de pasar por alto es la elección de un calzado adecuado que os permita caminar sobre arena, piedra, rocas… ya que de todo tipo de terreno os vais a encontrar en las diferentes paradas.

La visita al Teide la podéis hacer por vuestra cuenta o con guías del Parque.Muy bien, ya estáis decididos a hacer la excursión al Teide. Ahora sólo falta que decidáis si la hacéis por vuestra cuenta, en vuestro coche, de manera muy fácil e intuitiva, parando en las áreas reservadas para este fin. Otra opción mucho más cómoda es recurrir al servicio de rutas acompañados de los guías del Parque, disponible todos los días del año (excepto 1 y 6 de enero y 25 de diciembre). Se trata de ocho itinerarios variados en longitud, tiempo y dificultad para grupos de hasta un máximo de 20 personas por salida y guía.

No os de extrañar que, en vuestro recorrido, paséis del sol a la lluvia.Y una vez allí siempre tendréis la opción de coger el teleférico para subir a la estación terminal de La Rambleta. Aunque las subidas comienzan temprano (de 9 a 16 horas), puede que os pase como a nosotros que nos encontramos con el servicio interrumpido por fuertes vientos. Aunque bien es cierto que decidieron poner en marcha las subidas a eso de las 13:00, las colas eran tan inmensas que, en esta ocasión, nos lo perdimos :(

Es tanta la información acerca del Teide y de su visita, que he querido dejaros aquí algunos enlaces que os serán de utilidad:

. Página web de la Red de Parques Nacionales del Ministerio de Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

. Información sobre el teleférico que sube al Teide, horarios y precios.

Ahora sólo queda que hagáis la excursión al Teide y que nos la contéis. Además, y si os quedáis unos días por la zona, os recomiendo otra excursión que merece mucho la pena: el avistamiento de ballenas.

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook
0 comments
© 2014 ruraloo