La Granja de San Ildefonso: el pueblo

Al lado de Segovia, muy próximo a la Boca del Asno y bastante cerca de Madrid se encuentra nuestro destino de hoy: La Granja de San Ildefonso: el pueblo. Muchos de vosotros, al escuchar este nombre, lo primero en lo que pensaréis será en sus famosas Fuentes. Algunos, inclusive, recordaréis que hace unos días os contábamos nuestra visita a los Jardines de La Granja. Evidentemente, las Fuentes y los Jardines junto al Palacio Real de La Granja son la excusa para venir hasta este lugar; es más, si decidís acercaros hasta aquí, lógicamente no podéis iros sin conocer este área turística. Pero, de igual forma, no cometáis el error tan típico de venir “sólo” (y lo pongo entre comillas pues, a decir verdad, la simple visita al Palacio o un paseo por sus Jardines bien merece la pena del viaje) sino que, aprovechad, para adentraros a conocer el pueblo de La Granja de San Ildefonso, pasear por sus calles, contemplar sus edificios y, por qué no, disfrutar de su rica y particular gastronomía.

La mayoría de sus edificios tienen una elegancia particular.

Y es que el pueblo de La Granja tiene un encanto especial. Cuando paséis por su casco antiguo, podréis entreteneros en leer los letreros con el nombre de cada calle y su significado; así, por ejemplo, pasearéis por la calle de Los Verderones (anteriormente conocida como del Cuartel Viejo por ser el más antiguo del Real Sitio) o la calle de los Embajadores (por ella se dirigían al Palacio Real los Embajadores de Francia, Nápoles y Portugal).

En La Granja de San Ildefonso hay tanto que ver que no os vais a aburrir. Aparte del ya nombrado Palacio Real y Colegiata, está la Casa de Canónigos, varias Iglesias, el Ayuntamiento, la Puerta de la Reina y la Puerta de Segovia, la Casa de los Infantes, la Casa de Oficios y la Casa Baüer. Otros de los principales monumentos que vais a poder ver aquí son el Cuartel de Guardias de Corps y la Real Fábrica de Cristales. Dentro de ésta, se encuentra el Museo Tecnológico del Vídrio. Está abierto de martes a domingo (incluido días festivos) y su tarifa general es de 4 €. Eso sí, no hagáis como nosotros y lo dejéis para después de comer pues, salvo el sábado, el resto de días cierra a las 15:00 horas.

Puerta de acceso al Real Sitio de La Granja de San Ildefonso.

El porqué de tantos edificios monumentales y el hablar de Real Sitio se debe al rey Felipe V, quien descubrió este bello y tranquilo lugar y en él decidió establecer su residencia a la que poder retirarse una vez abdicara en su hijo Luis. Pero al morir su hijo, Felipe V se vió obligado a volver a reinar, de manera que el modesto palacio se fue completando con estancias suficientes para la corte convirtiéndose, entonces, en un Real Sitio. Tres cuartas partes del recinto lo ocupan los Jardines Reales con sus Fuentes. El resto del lugar está organizado según un urbanismo ilustrado propio de Carlos III, el rey que más disfrutó de este lugar y más se preocupó por sus gentes.

Aprovechad el buen tiempo para comer en una de sus terrazas.

De tamaño muy cómodo para pasear, cerca de una de las Iglesias, encontraréis el Mercado Municipal de Abastos donde, aparte de los puestos de alimentos, hay hasta masajes, estudio fotográfico, deportes, moda, herbolario, vinoteca e inclusive una cafetería. Cerca de éste, ya comenzaréis a ver terracitas en las que sentaros a tomar una cervecita. Callejeando, llegaréis hasta un lugar en el que, con el buen tiempo, se puede comer sentado en cualquiera de sus mesas con bancos y toldos. Y hablando de comer, aquí hay variedad para todos los gustos y bolsillos. Porque la oferta gastronómica aquí abunda tanto en menús más elaborados (de los 30 € a los 45 €) como a precios de 10 € por persona. Sin faltar, los restaurantes de toda la vida como Casa Zaca (fundada en 1940) donde nos acercamos a degustar sus famosos Judiones de La Granja. Pero resulta que aquí no sólo hacen ricos (muy ricos) los Judiones, sino que también tiene fama por sus guisos.

El pueblo de La Granja está rodeado de gran vegetación.

Si habéis llegado hasta aquí y echado un vistazo al vídeo, estaréis conmigo en que La Granja de San Ildefonso es un pueblo que merece la pena visitar y disfrutar.

¿Os gusta mi propuesta de hoy?

Publicado por: Esther
Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook
0 comments
© 2019 ruraloo