Plaza del Coso de Peñafiel

En nuestro viaje a Peñafiel (Valladolid) para hacer la visita guiada a las Bodegas de Protos, aprovechamos para pasar la tarde y conocer su Castillo. Era un día bastante frío y anochecía pronto con lo que apenas tuvimos tiempo de visitar el pueblo. Sin embargo, si algo teníamos claro es que no queríamos irnos sin visitar la Plaza del Coso de Peñafiel.

Vistas de la Plaza del Coso con el Castillo de Peñafiel al fondo.

Cuando entramos a la Plaza del Coso por una de sus dos puertas de acceso (a través de un pasadizo), nos encontramos con un lugar totalmente desierto pero precioso: un escenario único. La belleza de las fachadas de sus casas (48 edificios en total) le otorga un carácter especial y diferencial al de otro tipo de espacios. Construidas según la arquitectura popular, en ellas se han empleado piedra, barro y madera. Destaca especialmente la decoración de sus balcones cubiertos en madera “guardamalleta” y rematados por “arabescos” en la parte superior.

También conocida como Plaza del “Corro” o “el Corro de los toros”, desde la época medieval, se celebraban aquí festejos taurinos. Éstos vuelven a ser los protagonistas durante sus fiestas patronales, las de Nuestra Señora y San Roque (entre los días 14 al 18 de agosto). Es entonces cuando, según nos contó una persona del lugar, los balcones se llenan de gente que paga por ver las capeas y los encierros. Aunque, al parecer, no todo el mundo paga por hacer uso de los mismos pues en este lugar existe el Derecho de Vistas, lo cual significa que aquellos propietarios que tengan tal derecho pueden ver gratuitamente las corridas desde sus balcones.

La Plaza del Coso es también conocida como Plaza del "Corro" o "el Corro de los toros".

Otro de los momentos en los que la Plaza del Coso de Peñafiel adquiere relevancia es la tradicional “Bajada del Ángel“. Se trata de un acto que forma parte de la celebración de la Semana Santa en Peñafiel y que tiene lugar el Domingo de Resurrección cuando, hacia el mediodía, se escenifica la aparición de un ángel (a través de un niño rubio) delante de la Virgen María para comunicarle la Resurrección de su hijo Jesús.

Destaca la decoración de los balcones de la Plaza del Coso.

Independientemente de estos dos momentos que, a pesar de lo diferentes entre sí, suenan ambos muy atractivos de conocer, os invito a que cuando estéis por la zona os acerquéis simplemente a contemplar esta bella Plaza del Coso de Peñafiel. No os arrepentiréis.

Publicado por: Esther
Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook
0 comments
© 2019 ruraloo