Candelario, Salamanca.

Enclavado en un privilegiado entorno de la Sierra del mismo nombre es, sin duda, uno de los centros turísticos de mayor importancia de esta comarca que une, a su incomparable marco natural, una arquitectura popular magníficamente conservada y un excelente clima veraniego, lo cual ha permitido que desde hace tiempo sea un frecuentado lugar de veraneo. Debido a sus especiales características arquitectónicas, en 1975 fue declarado Conjunto Histórico-Artístico.