Casas de Além. Bien situado en el corazón del Alto Minho, Casas de Alem es uno de esos secretos que se quedará en la memoria de todos los que la visitan.

Las casas totalmente construidas en madera, disponen de dos habitaciones, donde pueden permanecer cuatro personas, un gran cuarto de baño con cabina de ducha, un kitchenet completa y original y sala de estar.