El Parque Natural Saja-Besaya es el más extenso de los parques naturales de Cantabria. Sus 25.000 hectareas se reparten entre los montes de Viaña, Río de los Vados, Serradores, Valneria, Bercenilla y Carraceo, Palombera, Saja, Rucieza y Poniente. Tiene una excelente representación de bosques caducifolios cantábricos, matorrales y pastos de montaña. Además cuenta con un patrimonio cultural, arquitectónico y etnográfico de gran valor.