El Transcantábrico es un auténtico
hotel de lujo sobre raíles, con
prestaciones y comodidades que
satisfacen las expectativas más exigentes.