La Ruta de las Médulas.

Este camino nos dejas ver unos asombrosos paisajes como resultado de la explotación de oro por los Romanos. Esta mina es sin lugar a duda la excavación más grande realizada en todo el imperio Romano. Su método de extracción de este mineral consistía literalmente en deshacer las montañas empleando la fuerza del agua.

Una forma de conocer este lugar es utilizando la Senda de las Valiñas, es la más utilizada por los visitantes de Las Médulas, ya que es muy sencilla y conduce a los puntos del interior de este lugar, como La Fuente de la Tía Viviana, la Cuevona y la Encantada, siendo una ruta circular con regreso al mismo punto de partida.