Las colinas de chocolate | Su nombre se debe a que en la estación seca, adquieren un tono marrón. Dicha tonalidad, junto con sus forma cónica y regular, hace que desde la altura, parezca que estamos ante una inmensa caja de bombones en la que la selva. Turismo rural en la isla de Bohol, Filipinas.