Los vinos “frizzantes” estan de moda.

La oferta de este tipo de vino, ligero, fresco, chispeante y dulzón, ha ganado no solo en calidad, sino en presencia y diversidad. Los hay tintos, rosados y blancos.