Playa del Silencio. Casi nunca hay olas, solo escuchas el mar y las gaviotas, es muy buena para la práctica submarina. Esta playa de piedra (no es de arena) esta rodeada de naturaleza. El acceso se hace por Castañeras, una pequeña población del municipio de Cudillero. Está perfectamente indicado. El coche hay que dejarlo en la parte alta del acantilado y desde aquí se accede andando, primero por una camino y luego por unos escalones. Es una de las playas mas bellas de Asturias.