Priorat – Ruta de bodegas.
Para afianzar la fe cristiana en la región el rey Alfonso II donó tierras a unos monjes franceses para erigir la primera cartuja de la Península Ibérica, los cinco pueblos quedaron sometidos al dominio feudal del prior, que posteriormente se denominó el Priorat.

Entre las doce denominaciones catalanas, sin duda el Priorato es la que ha alcanzado mayor renombre internacional en un corto periodo de tiempo. Pero El Priorato esta dando un cambio increíble, renevando la viticultura, la elaboración y la crianza aportando vinos con mas finura y complejidad sin desvirtuar el carater y la fuerza que caracterizan los vinos de esta zona.
La calidad de sus caldos, tanto los tradicionales como los nuevos, se basa en un microclima y un suelo únicos

Desde la Oficina de Turismo del Priorat se ha estructurado una oferta de bodegas visitables que incluye bodegas de la DO Montsant y de la DOC Priorat.