Sighisoara sigue siendo una de las más hermosas y aún habitadas ciudades fortificadas de Europa. Su centro histórico se incluye en la lista de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en la categoría “Testimonio de tradición cultural; Asentamiento humano tradicional”, pues la fundaron los sajones de Transilvania.

Sighisoara también es el lugar donde nació el Vlad Tepes, quien gobernó el lugar entre 1456 y 1462. Su figura inspiró a Bram Stoker para escribir su novela ficcional Conde Drácula.