Valle Salado de Añana – Un Patrimonio del País Vasco.

Considerado por la guía Repsol como el mejor rincón 2014, el Valle Salado se sitúa en el extremo sudoeste del País Vasco, a unos treinta kilómetros de Vitoria-Gasteiz y junto al municipio de Salinas de Añana. Es uno de los ejemplos más representativos a nivel mundial de la historia de la sal, conocida desde la antigüedad como el oro blanco. El Valle Salado de Añana cuenta con un centro de visitantes que organiza las visitas. En julio se celebra una Feria de la Sal con representaciones teatarles, talleres de sal, exposiciones de artesanía y catas.

La importancia y calidad que alcanza la sal extraída de Añana es tal que cocineros y chefs de reputado prestigio como Martín Berasategui, Joan Roca, Pedro Subijana, Eneko Atxa o Andoni Luis Aduriz la utilizan en sus restaurantes.

No perdéis la ocasión de visitar un paraje de interés cultural con más de 6.500 años de historia y que se encuentra en trámites de convertirse en Patrimonio de la Humanidad.